31 Jul

Llevo tiempo sin escribir mientras pasa la vida, con sus cosas buenas y sus cosas malas. Cuando pienso en ello veo que ha sido un periodo intenso, y lo bueno es muy bueno pero lo malo ha sido lo peor.

Ha muerto un amigo y me ha dejado una pena honda en el pecho. Se ha ido Manuel Palacios. Hace una semana le despedimos en la puerta de su Clínica Dental en El Bosque. Yo quiero dar las gracias por haberte conocido, amigo Manuel. Tú me quitaste el miedo al dentista, tú me enseñaste a amar la música clásica, tú intentaste una y mil veces enseñarme a cantar, tú me regalaste horas de divertida conversación, y en estos últimos tiempos compartimos por las redes noticias, indignación, esperanzas y cariño. También compartimos el Día del Libro en La Moravilla y dirigiste el Coro de El Bosque, tú coro, con la fuerza y generosidad que siempre ibas regalando. Recuerdo como acabaste el concierto con el “Va Pensiero”; yo era feliz cantando contigo y uniendo mi escasa y mal entonada voz a la tuya y al resto del coro. Me dijiste que te había encantado La Moravilla, su ambiente y las personas que allí encontraste y te ofreciste generosamente para todo lo que quisiéramos. Y después nos comimos unas estupendas migas manchegas, en honor a Cervantes y su Quijote, y los dos hicimos propósitos de empezar al día siguiente el régimen alimenticio.

Manuel, amigo, te sigo queriendo, y deseo decirte que has sido una persona importante en mi vida. Un gran amigo desde hace más de 30 años, y si hoy soy como soy, en parte te lo debo a ti. Estoy segura de que cuando volvamos a encontrarnos donde corresponda, me recibirás con un fuerte abrazo de oso, de esos que tú me dabas y tanto echo de menos, y me dirás: “Meme vente al Coro” Y prometo que esta vez me uniré al Coro y cantaré contigo. Amigo, te echare de menos cada vez que entre en Facebook, pensaré en ti cada vez que escuche música y lloraré hasta quedarme sin lágrimas el día que necesite volver al dentista. Hasta siempre Manuel, mi amigo.

photo_2016-07-31_18-34-01

Y mientras La Moravilla ha seguido su andadura y cada día vamos haciéndonos más fuertes. Hemos tenido un mes de Julio con sus viernes en nuestro patio, compartiendo cultura y mucho más…Hemos tenido nuestra fiesta Hippy, escuchado jazz en vivo, reído con el grupo de teatro Laura García Noblejas y los entremeses de los hermanos Álvarez Quintero, recordado la música progresiva, el rock sinfónico de los años sesenta y setenta, hemos cenado con viejos amigos y los nuevos que se unen a este ilusionante proyecto que es La Moravilla. Y tenemos preparados los viernes de agosto para compartir las experiencias de unos vecinos que dedicaron sus vacaciones a viajar a Grecia para ayudar en los campos de refugiados que continúan su terrible huida de la maldita guerra que les ha echado de su país, y queremos homenajear a nuestro Federico García Lorca pues este mes se cumplen 80 años de su fusilamiento y creemos que es una fecha para recordarle especialmente.

Os esperamos y me gustaría invitaros a visitarnos pues La Moravilla es el pueblo, del pueblo y para el pueblo.

Meme.

Leave a Comment